Aprende a calcular el BTU del aire acondicionado

Si está pensando en comprar un acondicionador de aire para su hogar u oficina, es posible que hayas oído hablar del cálculo de BTU para el aire acondicionado. Lo que mucha gente no sabe es que esta unidad de medida es fundamental a la hora de adquirir nuevos equipos. Un cálculo erróneo de la capacidad del dispositivo puede representar pérdidas en el futuro.

En este artículo, descubrirás todo lo que necesitas saber sobre BTU, la potencia requerida para tu aire acondicionado y cuáles son los factores que influyen en el clima de tu entorno.

¿Qué significan las siglas BTU del aire acondicionado?

BTU son las siglas en inglés de British Thermal Unit. Esta unidad de medida se utiliza para medir la capacidad de una unidad de aire acondicionado para enfriar un ambiente determinado.

Cuando se habla de la potencia en BTU del aire acondicionado, se refiere a la energía necesaria para alcanzar una temperatura específica. En otras palabras, no es más que la cantidad de frío o calor necesaria para enfriar un lugar.

El número de BTU necesarios depende directamente del tamaño del entorno donde se instalará el aparato de refrigeración. Además, otros factores son la cantidad de ventanas, la cantidad de personas que ocupan el lugar y cuántos electrodomésticos irradian calor en la habitación.

El saber calcular correctamente el BTU del aire acondicionado, te será muy útil para influir en el ahorro de energía, así como el buen funcionamiento de la unidad. Por eso, es fundamental que conozcas todas las características del entorno en cuestión antes de elegir el modelo de aire acondicionado ideal.

Qué es BTU de aire acondicionado

¿Cómo calcular BTU?

Como se mencionó anteriormente, un cálculo erróneo de la potencia en BTU del aire acondicionado significa que no tendrás el resultado esperado en tu aparato de aire y, además, puedes terminar pagando más en tu factura de energía. Cuando le exiges demasiado a tu aire acondicionado, también termina necesitando más mantenimiento de lo normal y su vida útil se acorta.

Hay varios factores que influyen en la potencia necesaria para el clima adecuado de un entorno. El primero son los metros cuadrados de tu habitación. Por lo tanto, cuanto mayor sea el área, mayor será la potencia de tu dispositivo. Otros factores que influyen en este cálculo son:

  • Número de personas que utilizan la habitación que quieres aclimatar
  • Número de equipos que generan calor en el ambiente, como la televisión, refrigerador, estufa, impresora, computadora, lámparas, entre otros
  • Incidencia solar, al fin y al cabo, cuanto mayor es la incidencia del sol en el lugar de la instalación, especialmente por la tarde, mayor es la potencia necesaria para aclimatar el ambiente.

Calculo de BTU en la práctica

Para un ambiente que sufre de poco calor, debes calcular 600 BTU por metro cuadrado. Además, otros 600 BTU por cada persona y equipo adicional presente en la sala en cuestión. En entornos con alta incidencia solar, este valor debería ascender a 800 BTU.

Por ejemplo, calculemos las BTU de un aire acondicionado para una habitación de 20 m² que será utilizada por tres personas y que tiene un televisor. Ten en cuenta que tenemos dos personas más, ya que la primera no entra en el cálculo.

Con eso, tenemos:

  • 600 x 20 m² = 12000 BTU
  • 600 x 2 personas = 1200 BTU
  • 600 x 1 TV = 600 BTU

Sumando todos los valores, la cantidad mínima de BTU del aire acondicionado debe ser 13.800 BTU.

Sin embargo, si consideramos la misma habitación, pero con una alta incidencia solar, el cálculo sería:

  • 800 x 20 m² = 16000 BTU
  • 800 x 2 personas = 1600 BTU
  • 800 x 1 TV = 800 BTU

Dando como resultado 18.400 BTU.

Cómo calcular BTU

Tabla con cálculos BTU del aire acondicionado

Además de la tasa alta o baja de insolación, debes considerar los momentos en los que tu aire acondicionado recibe más sol. Para ello, puedes confiar en la siguiente tabla para evitar complicaciones en el momento de tu elección:

TAMAÑO DEL MEDIO AMBIENTE SOL MATUTINO SOL EN LA TARDE O TODO EL DIA
Hasta 10 m² Hasta 7500 BTU Hasta 7500 BTU
12 m² 7500 BTU 7500 BTU
15 m² 10,000 BTU 10,000 BTU
20 m² 12000 BTU 12000 BTU
25 m² 12000 BTU 15000 BTU
30 m² 15000 BTU 18000 BTU
40 m² 18000 BTU 21000 BTU
50 m² 21000 BTU 30000 BTU
60 m² 21000 BTU 30000 BTU
70 m² 30000 BTU 30000 BTU

* Por cada persona o equipo electrónico adicional en el entorno, hay que agregar 600 BTU mas

El confort térmico es fundamental para el bienestar y la productividad. Según datos del Ministerio de Trabajo, la zona de confort térmico aceptable en un ambiente de trabajo está entre 20°C y 23°C, durante el invierno. Para el verano, la temperatura debe estar entre 23ºC y 26ºC.

¿Cuáles son los beneficios de A/C en el ambiente?

beneficios de acondicionar el ambiente con aire acondicionado

Climatizar un espacio de la forma correcta puede provocar un gran bienestar, ya sea en un hogar o en un lugar de trabajo. Por ello, hemos enumerado para ti las principales ventajas que pueden aportar una correcta climatización:

Comodidad

Llegar a casa, después de dejar el estrés del tráfico en un día caluroso y relajarse en un ambiente a la temperatura ideal, hace que el descanso sea más agradable. Asimismo, con un clima templado, hay más disposición para realizar las actividades diarias.

Más salud

Debido a que los aires cuentan con filtros que eliminan y previenen la proliferación de microorganismos, hongos, bacterias y ácaros, son dispositivos que mejoran el aire y ayudan a mejorar la salud. El uso de aire acondicionado también ayuda a reducir la presencia de polvo en el ambiente, evitando alergias.

Productividad incrementada

Muchas personas pasan la mayor parte de su tiempo diario en interiores, como en casa o en el trabajo. En el caso de ubicaciones corporativas, un control climático adecuado es esencial para mantener o aumentar la productividad.

Esto se debe a que un entorno con aire acondicionado aumenta la sensación de bienestar, lo que permite relajarse y concentrarse más en las actividades. Es decir, un lugar que cuenta con un clima agradable ayuda a optimizar el tiempo y la energía para realizar las actividades diarias, reduciendo el estrés y las molestias térmicas. Además, mantenerse concentrado leyendo un libro, estudiando, haciendo tareas escolares, entre otras, es mucho más fácil con la presencia de un aire acondicionado.

Productividad incrementada con el aire acondicionado

Mejora del sueño

La temperatura del cuerpo humano tiende a subir de forma natural durante el día, alcanzando su punto máximo por la tarde. Por lo tanto, mantener el aire acondicionado encendido a la hora de acostarse ayuda a regular esta temperatura. De esta forma, podrás disfrutar de un sueño más confortable, reduciendo la sensación de cansancio, ya que las posibilidades de un sueño profundo aumentan considerablemente en un ambiente climatizado.

 

Compártelo
Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contáctanos por WhatsApp