Cómo ahorrar todo el año con Aire Acondicionado

Desde el momento de la compra hasta el correcto uso del aire acondicionado. Descubre cómo ahorrar con este dispositivo. Los aparatos de aire acondicionado (AC) tienen un conjunto de ventajas que no encontramos tan directamente en otras soluciones de calefacción o refrigeración. Actualmente, puedes encontrar sistemas de aire acondicionado con purificadores de aire y deshumidificadores, por ejemplo. Por no hablar de que son aparatos que tanto calientan como enfrían.

Sin embargo, el Aire Acondicionado también es conocido por su gasto energético. Así que, si esta es la solución de aire acondicionado que tienes en casa o que te planteas tener, tienes que saber cómo ahorrar todo el año con AC.

¿Cómo funciona un aire acondicionado?

Sin entrar en términos técnicos, piensa en un acondicionador de aire como un «transformador de aire» . Por ejemplo, en la función de refrigeración, el AC aspira el aire caliente y seco de la habitación donde se encuentra, lo transforma en aire fresco y lo libera de nuevo al ambiente. En la función de calentamiento ocurre lo contrario.

Entendiendo este funcionamiento, es fácil ver por qué la importancia de una casa o habitación bien aislada. Cuantos menores sean los cambios de temperatura entre el acondicionador de aire y el ambiente, más eficiente será el dispositivo.

¿Cómo ahorrar con Aire Acondicionado?

Siempre estamos buscando la solución más económica para climatizar la vivienda. Ahora bien, si ya tienes Aire Acondicionado en tu hogar o si estás pensando en comprarlo, aprende a ahorrar todo el año con los siguientes consejos:

1 El momento de la compra marca la diferencia

Todos los aparatos de aire acondicionado tienen un área de máxima eficiencia. En el caso de las unidades de Aire Acondicionado no encontrarás esta área indicada en m2, sino que la encontrarás en BTU. Entonces, primero verifique cuántos BTU necesitas para calentar una habitación determinada. Una búsqueda rápida en Google encontrarás la relación entre m2 y BTU.

Otro aspecto muy importante a la hora de elegir este top de electrodomésticos es la clase energética. Ten en cuenta que los aires acondicionados vienen con dos clases de energía: una para la capacidad de calefacción y otra para la refrigeración. Prefiere siempre un Aire Acondicionado Clase A para estas dos funciones.

instalación de aire acondicionado

Finalmente, si puedes, opta por opciones con tecnología «inverter» o «smart inverter». Este inversor mejora tanto el confort térmico como la eficiencia energética del dispositivo.

2 Utiliza la programación de Aire Acondicionado a tu favor

Los aires acondicionados te permiten programar su uso. De esa manera, cuando estés fuera de casa, puedes mantener el aire acondicionado apagado y programarlo para que comience a funcionar justo antes de regresar a casa. ¿El resultado? Dispones de todo el confort térmico de una forma más práctica y eficiente.

3 Realizar el mantenimiento recomendado

A pesar de estar cerca del techo, un acondicionador de aire también debe limpiarse regularmente. Además de esta limpieza, se debe realizar el mantenimiento recomendado por el fabricante. Si lo haces, te asegurarás de que los filtros de CA estén en buenas condiciones, al igual que toda la instalación. Así, la calidad del aire que respiras mejora y la eficiencia del aire acondicionado se mantiene.

Compártelo
Artículos Relacionados

Deja un comentario

Contáctanos por WhatsApp